miércoles, 6 de febrero de 2013

Obesidad infantil


Cada vez que veo una niña gordita jugando en el parque no puedo evitar sonreirme con nostalgia.

Yo de pequeña era  gorda, muuuy gorda. Con 9 años ya pesaba 50 kilos, pocos menos de los que peso ahora pero con la mitad de estatura.

Recuerdo que algunas personas idiotas (pediatra incluido) me machacaban constantemente con lo gordísima que estaba y que tenía que adelgazar. 
También recuerdo a mi padre defenderme, decirles que me dejaran en paz o amanecerían con una cabeza de caballo bajo las sábanas  (Grazie mille papá, sei il migliore!)

Yo era gorda, pero no me importaba. 
Tenía muchos amigos en el cole, no me cansaba haciendo gimnasia y me miraba al espejo pensando que era la niña más guapa del mundo. Era feliz. 

Además ser gorda tenía algunas ventajas, recuerdo los veranos en la piscina cuando a mis primas flacas se les ponían los labios moraos del frío y tenían que salir, yo podía seguir en el agua, retozando cual lechoncilla ¿quién dijo frío si tienes una capa de grasa para protegerte?

Empecé a no gustarme cuando la gente empezó a machacarme con que estaba gorda, aunque siempre fui una niña de carácter:
I- No es de señoritas comer cortezas de cerdo, engordan.
B- Tampoco es de caballeros decirle a las señoritas lo que no deben comer . Ahora que ya sabemos lo que no somos, ¿me devuelves la bolsa por favor?

Mi madre, cuando empezó a notarme tristona por el tema de los kilos intentó ayudarme: clases de ballet, baloncesto, comida sana... pero nada funcionaba. Es que a mí me gustaba comer!
Cuando tenía 14 años empecé el instituto, y fue ahí cuando todo cambió. 
Mis amigas se compraban ropa bonita de la que no había mi talla, los chicos empezaban a "pedirles salir" y a mí no me hacían caso... vamos, todas esas cosas que tiene el mundo del complejismo adolescente, así que decidí tomármelo en serio y empecé a adelgazar, poquito a poquito, con esfuerzo, nada de pan, nada de fritos, fruta en la merienda...hasta hoy. 

Reconozco que desde que soy delgada soy más feliz pero no porque tenga menos kilos, sino porque me quiero más. 
Yo elegí cuando era el momento de adelgazar y así lo hice, por lo que quisiera decir a las mamás de niños gorditos que no se preocupen demasiado, tarde o temprano adelgazarán, lo elegirán ellos mismos.

Y si no adelgazan ¿que pasa? No pasa nada.
Hay niñas gorditas que no adelgazan y al  crecer se convierten en princesas enormes y preciosas como mi Cestina y otras que al crecer se convierten en gordas de mierda como la choped. Pero en qué nos convertimos cuando crecemos no lo dan los kilos, ni la estatura, ni la guapura, lo da la personalidad de cada uno.
Si a un niño le gusta comer da igual que no le des Bollicaos, porque se los comerá a escondidas después de apretarse tres platos de judías verdes, así que paciencia, enseñemos a los chavales a comer y fomentemos el ejercicio físico pero sobre todo fomentemos el que disfruten,  que se gusten,  que se quieran, que sean felices y que ningún adulto capullo les haga jamás coger complejo.

La niña que llevo dentro y yo os deseamos una muy feliz tarde!

25 comentarios:

  1. Igualmente! feliz tarde!!!

    Tienes una cabeza muy bien amueblado eh???

    No me extraña que seas feliz :)

    Moaggssff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alpaquilla!
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  2. Se puede decir más alto pero no más claro. Eso es, fomentar que cada uno se quiera como es.
    Me encanta el corte que le diste al de las cortezas, jajaj.
    Teniendo carácter, no importa la talla!
    Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trax!
      jejejeje la verdad es que se quedó cortadisimo porque además era un señor mayor de estos sabiondos...jejeje
      Claro, hay que cuidarse pero lo más importante es quererse mucho mucho!
      Un besazo.

      Eliminar
  3. bueno, estoy en parte de acuerdo y en parte no.

    una cosa es un niño (en adelante niño tb es niña) gordito y otra cosa es un niño obeso.

    por cuestiones de crecimiento cada uno da el estirón cuando puede, cada uno tiene un metabolismo... mil cosas que pueden hacer que dos niños aun comiendo lo mismo y moviendose igual, uno sea un espqguetti y el otro una albondiga. Mientras sea solo eso, no importa.

    No creo que a los niños haya que hablarles de estetica, ni de dietas, ni mierdas de esas que ya les ocuparán la cabeza cuando tenga que ser.

    Como dices, hay que enseñarles a comer sano. Y tienen que comer de todo, judias verdes y bocatas de jamon. Y por supuesto fomentar el deporte.

    Pero, los niños obesos al igual que los adultos si es un problema y muy grave. A mi me remata por dentro cuando veo a una familia de obesos comiendo porquerias fritas con sus niños pequeños tambien obesos. ESO NO!!

    Una cosa es que a mi, con 10 años, no me engordaran los bocatas ni las galletas y a ti si, Porque de niños hay que comer de todo sin que importen los michelines.

    Y otra cosa es que seas obeso y tus padres te alimenten mal.

    Niños gorditos si, insanos no :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu reflexión Bea, y de hecho estoy de acuerdo contigo en varios puntos de lo que dices: es verdad que hay niños a los que les engorda más la comida que ha otros pero creeme que si un niño es de comer, le engorda la comida y no le gusta el deporte lo va a pasar muuuy mal y va a ser gordito si o sí. Te hablo desde mi experiencia propia.
      Por supuesto otra cosa son los "obesos aprendidos" que no tienen ninguna enfermedad pero que se pasan el dia comiendo fritos fuera y en casa (la culpa es de los padres que las visten como Guti ;) ahí si que tenemos un problemón, porque a ver señora, si si hijo es de comer, en la calle se va a poner morao de chuches a escondidas (porque sus amigos las comen y el también querrá comerlas) asi que en casa dele usted judias verdes para contrarestaar!!
      Como bien dices, gorditos si, insanos no.

      Eliminar
  4. Tienes que reconocer que las personas que "no son tan delgadas" son guapísimas de cara. Mi mejor amiga tiene un poco de peso y una cara preciosa. Lo que si creo que es mejor para ese tipo de cosas es hacer mucha gimnasia. No privar a los niños de nada, pero bastantes dosis de deporte, tenis, natación, bicicleta...... con eso pueden comer lo que quieran y su cuerpo se lo agradecerá con tanto movimiento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lo! Pues claro, es lo que digo en el post, algunas gorditas son deliciosamente guapas y otras unos truños (como pasa con las flacas, las altas, las bajas...)
      Lo del deporte por supuesto es una gran idea, a más ejercicio más salud pero a veces es dificil hacer que a los niños les guste el deporte, te lo digo yo que los prové todos y no me convencía ninguno, bueno, en realidad ahora que soy mayor tampoco...jejeje
      Un besito.

      Eliminar
    2. Ahí ahí, cómo dices eso???. Si el deporte es lo mejor para esta vida, a mi me gusta mucho (y eso que desde el accidente no puedo hacer casi nada) pero salgo a caminar casi dos horas todos los días y cuando empiece el buen tiempo a la biciiiiiiiiiiiiiiiiii.
      Anímate y nos pegamos una carrera gemelica, ja ja ja. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Las de Lorca es que sois mu duras gemela! Yo me imagino en bici y ya me duelen las piernas.. jajajaja pero lo intentaré, la verdad es que el deporte es necesario.
      Muchos besos y buen finde!

      Eliminar
    4. Ja ja ja, no seas delicá que no te pega nada. Empieza a ensayar que te quiero ver subida en la bici y correr como las balas, ja ja ja. Un abrazooooooooo.

      Eliminar
  5. Yo estoy de acuerdo con Bea con el comentario anterior. No hablo de estética sino de salud, está comprobado que la obesidad es una enfermedad. Los padres, creo, deben de intentar que sus hijos crezcan sanos y por lo tanto alejados de comida basura y dulces (solo excepcionalmente) e intentando que tengan un cuerpo saludable. Y creo que lo saludable está reñido con ser obeso, tanto en niños como en adultos.

    En tu caso a lo mejor adelgazarías en la adolescencia, pero todos sabemos que hay muchos casos de niños obesos que se convierten en adolescentes obesos y adultos obesos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, efectivamente el ser obeso está reñido con la salud por eso hay que cuidarse e intentar educar bien a los niños, por los comentarios creo que tal vez he elegido mal el título del post, lo que pretendo experesar es que si un niño es de ser gordito lo que no hay que hacer es machacarle sino enseñarle a llevar una vida sana y a querese mucho, que de adolescente ya hará él por adelgazar si quiere, te lo digo por experiencia.
      Muchos besos.

      Eliminar
  6. Mientras no haya un problema de salud, no importa lo gordo o lo flaco que se esté. Cada uno debe ser feliz con lo que se sienta a gusto. Estoy harta de que nos metan por los ojos que se es más feliz siendo delgado. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olé! Claro que si Alter, eso es lo que pretendía decir con este post. Hay que estar sano pero el aspecto es lo de menos, cada uno debe sentirse feliz en su piel que lo que cuenta es lo que hay dentro.
      Un besote.

      Eliminar
  7. Si es que toooo lo bueno engordaaa jejejjeje. Que disfruten de pequeños, que de adolescentes somos tan malosss que no sabemos el daño que hacemos y entonces empieza uno a no comer... pa estar raquítico, porque si usas una 38 ya estás gorda... así está el mundo y otros muriendo de hambre. Me ha encantado tu entrada. Un besazooooooooooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Tienes razón, to' lo bueno engorda pero es que comer es un placer! en vez de preocuparnos tanto por la talla deberíamos educarnos desde pequeños para no ser tan crueles y sobre todo valorar que tenemos la suerte de poder comer todos los días.
      Gracias por leerme.
      Un besazo!

      Eliminar
  8. Hola Bionda guapa!! La verdad que me encanta las cosas que escribes y como las escribes!! Manda el vestido ese a la porra hombre!!! Que seguro que estás estupenda!!

    Yo creo que en el tema de los niños, además de que coman bien (aunque se den un capricho de vez en cuando que para eso son niños) lo fundamental es el deporte. Los niños se lo pasan fenomenal jugando y corriendo, pero cada vez hacen menos deporte. Pero está claro, lo importante es que de salud se esté bien. El resto, la estética, da igual. Y que uno esté feliz consigo mismo, y que sólo importe lo que tú mismo quieras, no lo que los demás digan...

    Mi caso fue el contrario, fui una niña demasiado flaca, me llamaban esqueleto, siempre pesaba menos que todos en mi clase siendo más alta, y también eso me acomplejaba algo, pero un buen día se me pasó :).

    Un besazo guapa!!! Que tengas buena semana!! Muass

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Netzi guapa! lo importante efectivamente es estar sano, el resto, kilo arriba, kilo abajo que más da, hay que quereser y punto.
      Nunca he experimentado lo que se siente al ser la más palillito de la clase, supongo que también tendrías complejillo, a la porra! Con los años se pasa, lo gordo y lo flaco ;)
      Feliz jueves!
      Muchos besos.

      Eliminar
  9. yo apuesto por los términos medios, de nada sirven esas casas q estan llevas de productos hipocaloricos pero tampoco hay q llegar limites de niños con tendencia al sobrepeso y encima ni una manzana en la cocina pero bien de bollos y calorías. es bueno enseñar a los niños a cuidarse sin estresarles, ya tendran años para para preocuparse por su apariencia, dejemos a los niños ser felices y exagerar solo con los casos extremos (q ahi si voto por no dejarlo pasar)
    y luego esta la gente q ya coge lo peor de cada extremo, me acuerdo de mi exsuegra, eteeeeernamente a dieta, uy esto no lo puedo comer, uy esto tampoco, y deprimida por su alimentacion, peeero... cocinando para el resto, me como este poquitin q sobra mientras cocino, "de vez en cuando me lo salto", vamos mujer, come espinacas, un platinin de tarta y no te sientas mal! su resultado era estar siemprw amargado, con lo q mola comer comer comer, pufffff q vicio, q hambre. te dejo voy a desayunar. ten buen dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fuerte lo de tu ex suegra, además picando de allí y de allá lo único que consigues es sufrir por estar a dieta y no perder ni un gramo...en fin, ella que se lo perdía!
      Lo ideal en mi opinión es comer sano muy sano toda la semana y el finde permitirse algún caprichillo (o caprichazo, lo que te pida el cuerpo) porque coincido contigo, comer es un placer!!! Yo ahora me comía un buen "CACHO" de pizza...;)
      Besos

      Eliminar
  10. Sabio post!!!


    Feliz día preciosa!!!

    ResponderEliminar
  11. Que buen post¡

    Yo también era gordita y me pasó lo mismo que a ti. El pediatra bla bla bla... y mi madre me apuntó a baloncesto.

    Hoy en día tengo un peso normal y hago spinning porque me gusta.

    Un beso
    http://cheekonchic.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina!
      Gracias por leer mi post, me alegro que te haya gustado.
      Niñas gordis al poder, que ya nos ponemos to buenas de mayores! ;)
      Un besito.

      Eliminar